Recursos literarios, retóricos y estilísticos:
[para figuras gramaticales de dicción, véase el apartado de métrica poética]

Alegoría: f. figura que consiste en hacer patentes en el discurso, por medio de varias metáforas consecutivas, un sentido recto y otro figurado, ambos completos, a fin de dar a entender una cosa expresando otra diferente.

Aliteración: f. repetición notoria del mismo o de los mismos fonemas, sobre todo consonánticos, en una frase. En poética, contribuye a la estructura o a la expresividad del verso; por ejemplo: claros clarines e infame turba de aves nocturnas.

Anadiplosis: f. figura que consiste en repetir al final de un verso, o de una cláusula, y al principio del siguiente, un mismo vocablo; por ejemplo: Cansa el estar todo el día / hora tras hora, / y día tras día un año / y año tras año una vida / dando vueltas a la noria (León Felipe)

Anáfora: f. repetición, especialmente al principio de cada frase o verso; por ejemplo: Por ti el silencio de la selva umbrosa / por ti la esquividad y apartamiento / del solitario monte me agradaba (Garcilaso de la Vega). (Sin embargo, en linguística: tipo de deixis que desempeñan ciertas palabras para asumir el significado de una parte del discurso ya emitida, por ejemplo: dijo que era oblongo, pero no me lo creí).

Antítesis: f. figura que consiste en contraponer una frase o una palabra a otra de significación contraria; por ejemplo: Hora de mi corazón: / La hora de una esperanza / Y una desesperación (Antonio Machado)

Apóstrofe: m. y/o f. figura que consiste en cortar de pronto el hilo del discurso o la narración, ya sea para dirigir la palabra con vehemencia en segunda persona a una o varias presentes o ausentes, vivas o muertas, a seres abstractos o a cosas inanimadas, ya sea para dirigírsela a sí mismo en iguales términos. Atención: no es lo mismo que Apóstrofo: signo ortográfico (') que indica la elisión de una letra o cifra.

Asíndeton: m.. figura que consiste en omitir las conjunciones para dar viveza o energía al concepto; por ejemplo: Llamas, dolores, guerras, / muertes, asolamientos, fieros males / entre tus brazos cierras... (Fray Luis de León)

Asonancia: f. figura que consiste en emplear adrede, al fin de dos o más cláusulas o miembros del período, voces que terminan en sílaba o sílabas iguales. Tiene también una acepción relativa a la métrica.

Atenuación: f. véase Lítotes.

Calambur: m. del Francés calembour, agrupación de las sílabas de una o más palabras de tal manera que se altera totalmente el significado de estas; por ejemplo: plátano es / plata no es.

Comparación: f. véase Símil.

Corrección: f. figura que se usa cuando, después de dicha una palabra o cláusula, se dice otra para corregir lo precedente y explicar mejor el concepto.

Elipsis: f. figura gramatical de construcción, que consiste en omitir en la oración una o más palabras, necesarias para la recta construcción gramatical, pero no para que resulte claro el sentido.

Énfasis: f. figura que consiste en dar a entender más de lo que realmente se expresa.

Enumeración: f. Figura que consiste en enumerar o referir rápida y animadamente varias ideas o distintas partes de un concepto o pensamiento general. También: parte del epílogo de algunos discursos en que se repiten juntas, con brevedad, las razones antes expuestas separada y extensamente.

Epítome: m. figura que consiste, después de dichas muchas palabras, en repetir las primeras para mayor claridad.

Erotema: f. interrogación retórica, de la que no se espera respuesta, bien porque no exista, bien porque resulte evidente; por ejemplo: ¿Seremos entregados a los bárbaros fieros? / ¿Tantos millones de hombres hablaremos inglés? / ¿Ya no hay nobles hidalgos ni bravos caballeros? / ¿Callaremos ahora para llorar después? (Rubén Darío)

Eufemismo: m. manifestación suave o decorosa de ideas cuya recta y franca expresión sería dura o malsonante. Estrategia discursiva que consiste en substituir una expresión dura, vulgar o grosera por otra suave, elegante o decorosa y que se realiza por diversos motivos, tales como respeto (su señora por su mujer), atenuación de un defecto (invidente por ciego), tabúes de diferente naturaleza (amigo por amante), razones políticas (marginados por pobres) o diplomáticas (países en desarrollo por países atrasados). No goza de la consideración de figura retórica pero parecía interesante incluirlo.

Hipérbaton: m. figura gramatical de construcción, consistente en invertir el orden que en el discurso deben tener las palabras con arreglo a la sintaxis llamada regular. Su plural es hipérbatos.

Hipérbole: f. figura que consiste en aumentar o disminuir excesivamente aquello de que se habla; por ejemplo: Érase un hombre a una nariz pegado (Quevedo)

Ironía: f. figura consistente en dar a entender lo contrario de lo que se dice.

Lítotes (o litotes): f. figura que consiste en no expresar todo lo que se quiere dar a entender, sin que por esto deje de ser bien comprendida la intención de quien habla. Se usa generalmente negando lo contrario de aquello que se quiere afirmar; por ejemplo: no soy tan insensato o bien en esto no os alabo.

Metáfora: f. tropo que consiste en trasladar el sentido recto de las voces a otro figurado, en virtud de una comparación tácita (es decir, sin nexo comparativo); por ejemplo: las perlas del rocío; la primavera de la vida; refrenar las pasiones; nuestras vidas son ríos.

Metáfora continuada: f. alegoría en que unas palabras se toman en sentido recto y otras en sentido figurado.

Metagoge: f. tropo, especie de metáfora, que consiste en aplicar voces significativas de cualidades o propiedades de seres vivos a cosas inanimadas; por ejemplo: sonríe el campo. Equivale a la prosopopeya.

Metalepsis: f. tropo, especie de metonimia, que consiste en tomar el antecedente por el consiguiente, o al contrario. Por esta figura se traslada a veces el sentido, no de una sola palabra, como por la metonimia, sino de toda una oración; por ejemplo: acuérdate de lo que me prometiste en vez de cúmplelo.

Metonimia: f. tropo que consiste en designar una cosa con el nombre de otra tomando el efecto por la causa o viceversa, el autor por sus obras, el signo por la cosa significada, etcétera; por ejemplo: las canas por la vejez, leer a Kipling por leer las obras de Kipling, el laurel por la gloria, etcétera.

Onomatopeya: f. imitación del sonido de una cosa en el vocablo que se forma para significarla. No se la considera una figura retórica en sí, pero puede ser una licencia poética.

Optación: f. figura que consiste en manifestar vehemente deseo de lograr o de que suceda algo.

Oxímoron: m. combinación en una misma estructura sintáctica de dos palabras o expresiones de significado opuesto; por ejemplo: silencio atronador

Paradiástole: f. figura retórica que consiste en usar en las cláusulas vocablos, al parecer de significación semejante, dando a entendar que la tienen diversa.

Paradoja: f. figura retórica que consiste en emplear expresiones o frases que envuelven contradicción; por ejemplo: Mira al avaro, en sus riquezas, pobre.

Paralipsis: f. figura retórica que consiste en aparentar que se quiere omitir una cosa.

Paronomasia: f. figura que consiste en el uso de parónimos (vocablos que tienen entre sí semejanza por su etimología o solamente por su sonido); por ejemplo: la historia de la histeria.

Personificación: f. véase Prosopopeya.

Pleonasmo: m. figura de construcción gramatical, que consiste en emplear en la oración uno o más vocablos innecesarios para el recto y cabal sentido de ella, pero con los cuales se da gracia o vigor a la expresión; por ejemplo, yo lo vi con mis propios ojos. También tiene la acepción de redundancia o demasía viciosa de palabras.

Políptoton: m. véase Traducción.

Polisíndeton: m. figura que consiste en emplear repetidamente las conjunciones para dar fuerza o energía a la expresión de los conceptos.

Preterición: f. véase Paralipsis

Prosopopeya: f. figura que consiste en atribuir acciones y cualidades propias de seres animados a cosas inanimadas o abstractas, o las del hombre a los seres irracionales.

Quiasmo: m. figura retórica de dicción similar al retruécano que consiste en presentar en órdenes inversos los miembros de dos secuencias; por ejemplo: cuando quiero llorar no lloro, y a veces lloro sin querer.

Retruécano: m. figura que consiste en la inversión de los términos de una proposición o cláusula en otra subsiguiente para que el sentido de esta última forme contraste o antítesis con el de la anterior; por ejemplo: queremos ver, y para siempre, la cara de la dicha, por cara que nos cueste dicha cara, y también Ni son todos los que están, ni están todos los que son (ambos de Quevedo).

Silepsis: f. tropo que consiste en usar a la vez una misma palabra en sentido recto y figurado; por ejemplo: poner a alguien más suave que un guante. También tiene acepción métrica.

Símbolo: m. figura retórica o forma artística, especialmente frecuente a partir de la Escuela Simbolista, a fines del siglo XIX, y más usada aún en las escuelas poéticas y artísticas posteriores (sobre todo en el Superrealismo), y que consiste en utilizar la asociación o asociaciones subliminales de las palabras o signos para producir emociones conscientes.

Símil: m. figura que consiste en comparar expresamente una cosa con otra, para dar idea viva y eficaz de una de ellas.

Sinécdoque: f. tropo que consiste en extender, restringir o alterar de algún modo la significación de las palabras, para designar un todo con el nombre de una de sus partes, o viceversa; un género con el de una especie, o al contrario; una cosa con el de la materia de que está formada, etc.

Sinestesia: f. tropo que consiste en unir dos imágenes o sensaciones procedentes de diferentes dominios sensoriales; por ejemplo: soledad sonora, rojo chillón.

Sinonimia: f. figura que consiste en usar intencionadamente voces sinónimas o de significación semejante, para amplificar o reforzar la expresión de un concepto.

Tmesis: figura de construcción que consiste en colocar una o más palabras entre las dos partes de una voz compuesta. Dentro de una oración, altera el orden gramatical de manera semejante al hipérbaton. No aparece en el Diccionario de la RAE.

Traducción: f. figura que consiste en emplear dentro de la cláusula un mismo adjetivo o nombre en distintos casos, géneros o números, o bien un mismo verbo en distintos modos, tiempos o personas.

Tropo: m. empleo de las palabras en sentido distinto del que propiamente les corresponde, pero que tiene con éste alguna conexión, correspondencia o semejanza. El tropo comprende la sinécdoque, la metonimia y la metáfora en todas sus variedades.

Zeugma: m. tipo de elipsis; figura de construcción, que consiste en que, cuando una palabra que tiene conexión con dos o más miembros del período está expresa en uno de ellos, ha de sobrentenderse en los demás; por ejemplo: Era de complexión recia, (era) seco de carnes, (era) enjuto de rostro, (era un) gran madrugador y (era) amigo de la caza.